Spanish Translation- Sarah Banet-Weiser’s : Misogamia Popular, El Espiritu de la Epoca

beyonce_feminismÚltimamente todos están hablando del feminismo. Se ha vuelto el sujeto de conversaciones a tal nivel que Byonce, en su numero para los VMA de 2014, presento la palabra “Feminism” escrita en luces detrás de ella. Después la periodista Jessica Valenti escribiendo de Byonce en el periódico El Gurdian dijo, “El nuevo zeitgeist es sin duda feminista: escrito, lateralmente, en luces brillantes.” Anteriormente, en febrero del 2014, autores del blog Jezebel preguntaron a su publico: “Como será impactado el feminismo si se vuelve moda?” Velenti también escribió, “Si todos somos feministas, como se sabe quien es de verdad?” Estas preguntas tienen urgencia porque últimamente manifiestos feministas han apercibo con mas frecuencia en los medios populares, convirtiendo las ideologías del feminismo y sus metas políticas mas visible y normal. En los medios digitales Instagram y Twitter hashtags como #girlboss, #nomakeupselfie, #maletears han aparecido.   También se encuentran con mas frecuencia en tumblrs y blogs como The Man Repeller, por ejemplo.

Empresarias come Sophia Amoruso de la compañía Nasty Gal y Sheryl Sandberg de Facebook han escrito libros ofreciendo al publico su tipo de feminismo corporativo. Existen una multitud de listas en la internet que recuentan las afiliaciones feministas de varias estrellas de cine o música. Los que dicen que son feministas orgullosos incluyen: Beyoncé, Lena Dunham, Miley Cyrus, John Legend, Joseph Gordon-Levitt. También hay listas de los que han fallado en confesar su apoyo oh han sido callados en proclamarse feministas. Esos incluyen : Shailene Woodley, Pharell Williams, Kelly Clarkson, Taylor Swift. En 2014 la revista Cosmopolitan y la Fundación Ms. anunciaron una lista del las 10 estrellas que son también las mejores feministas. En el mismo año la actriz Emma Watson fue nombrada la estrella feminista del año. Si quieres vestirte en la moda feminista, eso es fácil con camisetas feministas, botones, a trajes enteros, gracias a Etsy. Este es un momento muy interesante para el feminismo y mérese que lo celebremos y que prestemos atención.

crush_etsy

El feminismo mediado por las industrias culturales es difícil de entender porque no es un monolito y sus diferentes formas tienen metas diferentes también. Una persona famosa que dice que apoya el feminismo, usando como prueba simplemente haberlo dicho como endorso lo vuelve el termino a una mercancía. En esa situación el feminismo se presenta como un producto que es fácil de aceptar o rechazar cuando en realidad es una ideología complicada que tiene una larga historia de activismo. Por ejemplo, la revista Glamour recientemente dijo que el feminismo es la nueva cosa que la gente “debe hacer,” como si fuera una nueva moda. Tenemos que entender la forma en cual feminismo se presenta correctamente o no en los medios populares. Un modo de entenderlo es aceptar que la presentación del feminismo en modios populares nos avisa que la conciencia popular esta atenta. Que en los estado unidos al fin estamos superando el anticuado miedo de la “F” palabra[1] especialmente en por la parte de mujeres jóvenes.

El feminismo presentado en los medios populares (feminismo popular) no tiene la profundidad para poner a prueba los sistemas del patriarcado. Los feminismos populares que se presentan en revistas, la internet y la televisión no discuten las contradicciones y dificultades que uno puede encontrar en la historia, teoría y practica del feminismo mundial.   Los medios de comunicación en cual el feminismo popular es presentado (medios sociales digitales o entrevistas con estrellas de los artes) no permiten la profundidad necesaria para entender el feminismo y sus detalles. No nos debe sorprender entonces que los feminismos populares no reconocen los modos en cual la identidad sociológica y sistemas de opresión se superponen. Tan poco nos dan estrategias para derrotar los sistemas del patriarcado. Pero aunque haiga diferente feminismos no significa que debemos pensar que resultan en cero cuando los considerados juntos. Un tipo de feminismo no cancela al otro y porque uno tiene significancia cultural no significa que otra forma es solamente un modo de propaganda.

El marketing del feminismo como un tipo de mercancía lo deja que circule en la cultura en modos diferentes para obtener diferente resultados. Por esa razón el feminismo popular es parte de un patrón histórico de movimiento sociales feministas. Porque estos modos de practicar y representar el feminismo son entrelazados históricamente no es correcto decir que no valen la pena porque son populares y imperfectos, como a escrito Roxane Gay.  Pensar así no ayuda a conversar sobre el tema productivamente. No podemos hacer de menos el feminismo popular porque eso nos previene de entender como es interconectado y no sapera genero, raca, o clase. Si fallamos de entender el feminismo popular empezamos a pensar con una lógica binaria, que obliga a que seas o no seas feminista bajo la falsa presuposición que hay un modo correcto de ser feminista. Aceptar el feminismo popular fomenta que buscamos los varios temas y problemas que el feminismo ayuda a confrontar.

Otros fenómenos culturales han resultando de el feminismo popular. En su caso es reflejado por la misoginia popular. El reflejo imita como opera el feminismo popular pero reversa las intenciones políticas. Formas de la misoginia han existido antes de que el feminismo popular aparezca, eso es claro. Pero tenemos que enfrentar como la misogamia a cambiado sus tácticas en los medios de comunicación par responder contra el feminismo. La misoginia popular crea una cultura política y económica misógino con sus expresiones violentas y anti-femeninas. En ese tipo de cultura violar a una mujer es normalizado y los derechos de las mujeres sobre su ser y decisiones reproductivas se encuentran amenazados o perdidos. La misoginia popular da la oportunidad que entre a nuestra sociedad la práctica política misógina que toma la forma de campañas para quitar a mujeres sus derechos o para que bloggers y otros anuncien los nombres de victimas de violación.

Para mucha gente cuando ven que el feminismo se a vuelto popular lo aceptan con entusiasmo, adoptándolo como una identidad, modo de ser y modo de pensar. Otros, cuando ven eso, sienten miedo y agresión hacia los que aceptan el feminismo.   Entonces no es sorprendente ver la reacción misógama de la cultura patriarcal contra el feminismo cuando se vuelve popular. Cada vez que el feminismo crese en el modo que influencié la cultura fuere de los pequeños grupos feministas que usualmente son disminuidos como fuera de lo normal, el feminismo es interpretado come un peligro que debe ser enfrentado. El sistema patriarcal lo ve peligroso porque ve el feminismo como un amenazo a los modos de ser masculinos especialmente en lugares de trabajo durante la recesión mundial de este momento. Ese sistema ve a las mujeres que trabajan como personas que quitan al hombre su derecho natural de tener empleo y que amenazan la identidad femenina heterosexual que por generaciones ah asegurado a los hombres de su dominancia.

La oposición al feminismo es parte de nuestra historia y ah existido especialmente en momentos cuando el feminismo creció como tema en la cultura popular. Durante los 1920s cuando en los estado unidos mujeres adquirieron el derecho del voto y expandieron sus derechos sobre la cultura popular hubo movientes sociales contra el feminismo. Por ejemplo, acuérdense que durante los 1980s Susan Faludi interrogo el “mito de infertilidad” y “las escasez de hombres” y probo que la cultural popular esta reaccionando contra los aumentos de mujeres en el trabajo con filmes y otros medios que ficcionalmente interpretaron lo que pasa cuando mujeres son independientes. Filmes como Fatal Attraction y The Hand that Rocks the Cradle ilustraron con gran exageración y perjuicio que pasa cuando una mujer supera en so carrera.

En los 1990s Katie Roiphe uso so posición privilegiada para declarar en la televisión y otros medios que las mujeres tienen que asumir la responsabilidad cuando son violadas y que los hombres estaban siendo victimizados injustamente (aparentemente porque ella creía que para los hombres es imposible resistir el deseo de forzar que una mujer borracha tenga relaciones sexuales con ellos).

Estos ejemplos demuestran los movimientos que se oponen al las mujeres no están poblados con hombres solamente; ciertas mujeres aparecen en los medios de comunicación como las oponentes principales del feminismo (por ejemplo Ann Coulter, Christina Hoff Summers, Sarah Palin, the “Princeton Mom”). La estrategia claramente es que las mujeres frecuentemente son representadas en los medios de comunicación como oponentes del feminismo con el fin de validar un tema antifeminista y para al mismo tiempo la vilipendiar la oposición. Esta estrategia usa la lógica que dice: ven, asta las mujeres oponen el feminismo! Con estos ejemplos tenemos que considerar que una cultura comercial se apropia la retorica del feminismo como reacción, de repente no tan misógina pero para neutralizar el feminismo.

Las reacciones negativas contra el feminismo no son nuevas.   Pero se sienten diferente esta vez. El espíritu feminista de nuestra época está situado junto a un nuevo espíritu misógino. Sin embargo, aunque estos dos coexisten, es el primero el que atrae toda la atención, mientras el otro apenas es reconoció y es representado como arrebato raro y margínale. Por ejemplo, feminismo popular tiene un título presentado en los medios de comunicación como “el espíritu de la época!” Mientras la misoginia popular es presentado como el tema cultural familiar: “los chicos siempre serán chicos.”

El feminismo popular y la misoginia popular deben ser entendidos como “zeitgeists”-es igualmente importante reconocer cómo la misoginia popular crea el espíritu de la época. No hay solamente un espíritu de la época; en lugar hay el feminismo popular y popular misoginia luchando y no podemos otra ves ignorar la misoginia popular y decir que es noma una serie de expresiones de rancor por hombres que se sienten amenazados.

Expresiones misóginas en la cultura popular contemporánea están en todas partes pero parase que creemos que la situación ha mejorado comparado con años pasados cuando mujeres no tenían derechos básicos, o los estereotipos de género eran aceptados generalmente. Cuando vemos los anuncios de los 1950s y 60s, tenemos que reír, pensando que aunque la situación no este perfecta ahora por lo menos no tenemos anuncios que dicen que para que las mujeres heterosexuales mantengan ah su hombre necesitaran prepárale una buena tasa de café, o tener un aliento dulce.

Cuando vemos las películas cursis de los 1980s pensamos que son ridículas porque exageradamente representan ah mujeres histéricas tratando de mantener a su hombre. Ahora, en el contexto de comunicaciones electrónicas, nos advertimos unos a los otros “no lean los comentarios,” o que las expresiones más violentas son nada mas que las de los “trolls” anómalos, o como dicen en el Internet: “los odiosos van a odiar.”

Pero es exactamente porque existe ahora acceso tecnológico y una cultura pública de los comentarios y repuestas en el internet que este momento se siente diferente y peor que los momentos pasados. La situación actual es un paisaje de medios de comunicación sustancialmente diferentes. Por ejemplo, decir que el café que prepara una esposa es malo o ver películas que obviamente insisten que cuando un mujer elije seguir su carrera debe estar loca es claramente diferente comparado a como actualmente alguien puede amenazar a la programadora de juegos Brianna Wu sobre el internet porque ella se atrevió ser programadora. Ella fue amenazado con el comentario : “Tengo una cuchilla y voy a tu casa para metértelo en el coño.”

Porque el discurso público ah sido transformado tecnológicamente y amenaza explícitamente ah mujeres con violencia sexual y otras formas de violación es uan diferente tipo de reacción que antes. Decir que es “diferente”, sin embargo, no es culpar a la tecnología, ni proponer que es el nuevo modo de transmitir ideologías y prácticas feministas que esta causando reacciones misóginas. Lo que necesitamos contemplar en este momento son las formas en que la misoginia popular se manifiesta como una reacción normativa.

El feminismo popular con orgullo se hace publico, mientras que la misoginia popular se disfraza de “ética” o “igualdad”. Tal vez esto se debe a la normalización histórica de la violencia contra la mujer que ahora se ha expuesto en los medios públicos, o por el anonimato que es posible en medios de comunicación social, o simplemente una atento desesperada para preservar la prerrogativa y el privilegio masculino.

Sin embargo, en los medios de comunicación contemporáneos la misoginia popular ah aumentado su tamaño y alcance ala misma vez que circula el feminismo popular más que antes. Tenemos que descubrir la conexión de “llamada-y-respuesta” entre ellos. Tenemos que contemplar como la misoginia popular es un espíritu de la época tan como el feminismo popular, y enfrentarlo como tal. Si el feminismo popular aunque esta comercializado permite una oportunidad para establecer oposición al sexismo estructural y el racismo, la misoginia popular realiza una función igual, y abre oportunidades para un ataque más sistemático contra mujeres y sus derechos.

La lista de expresiones misóginas populares desgraciadamente es amplia. Sin crear un índice de estas expresiones, vale la pena mencionar la gran variedad: tenemos, por ejemplo, #gamergate- una respuesta cultural a la presencia de mujeres en la industria del los juegos electrónicos que demostró el sexismo en esa industria. Trágicamente, tenemos muchos ejemplos (Steubenville, Nueva Escocia, Virginia, California) de mujeres cuya violación o asalto sexual fueron documentados en los medios sociales. Tenemos fotos de personas famosas, obtenidas por métodos de hacking, casi exclusivamente de mujeres desnudas. Existen comentarios y Tweets que expresan la violencia sexual y racista contra feministas como Mikki Kendall, Anita Sarkeesian, Roxane Gay, Jessica Valenti y otras. Últimamente también habido necesidad de algunas ellas que requieran guardad espaladas en sus charlas públicas (Anita Sarkeesian tuvo que cancelar una charla pública en la Universidad de Utah, cuando había una amenaza de violencia en masa). Existe la cultura de fraternidades universitarias donde el asalto sexual es normativo; organizaciones de derechos de los hombres. Y en los estados unidos existe una cultura general de violación que crea un contexto hostil y peligroso para las niñas y las mujeres cuando quieren construir su personaje público y sus identidades sexuales.

Recientemente ha habido un aumento en las asociaciones “de derechos de los hombre” (MRAs) Organizaciones como Men’sActivism.org, o la National Coalition for Men (NCFM), han existido desde los 1970s, pero recientemente se han vuelto ampliamente conocidas en la cultura popular y pública. Las declaraciones de objetivos de estas organizaciones se centran en lo que llaman el activismo “pro-masculino”. NCFM dice, “Desde 1977 NCFM se ha dedicado ha eliminar los estereotipos de género perjudiciales especialmente ah los que afecten ah los niños, hombres, sus familias y las mujeres que los aman.” MensActivism.org tiene dos propósitos: “Ofrecer ah activistas pro-masculino noticias e información que les ayudará en el trabajo establecer la igualdad de los derechos de los hombres y mejorara sus vidas; “y” para fomentar la participación en proyectos de activismo, y para promover la afiliación a las organizaciones de derechos de los hombres que coordinan los esfuerzos de activismo y servir como una red de apoyo para los hombres “.

He leído las webpages de estas organizaciones y me pregunto: ¿Por qué tienen una organización que se concentra en los derechos de los hombres cuando son los mismos derechos que han estructurado el sistema legal en los Estados Unidos desde su fundación? Porque hay la necesidad de unirse y convertirse en activistas si no por que los participantes de los MRAs crean que están en peligro? Cuales derechos necesitan ser igualados para los hombres, si casi todos los derechos que se han establecido en los Estados Unidos están explícitamente a la disposición de los hombres?

Pero una vez que sobrepase mi cinismo, me pregunte cual es el peligro de ese tipo de organizaciones, y cómo están profundamente conectadas con otras expresiones de la misoginia popular? Me hace pensar, por ejemplo, por qué #gamergate contenía una tipo de misoginia virulenta cuando era también una campaña sobre la ética en el periodismo? Después de todo, las mujeres siempre han participado en el diseño de juegos digitales-sin duda incómodamente, pero no de una manera que cuando ofrecen su opinión sobre las representaciones de género en un juego eso resulta en amenazas de violación y de muerte. Como dijo con sarcasmo Kate Miltner, “Porque creo que es totalmente correcto afrentar a los elementos tóxicos de una cierta cultura, dentro o fuera de un contexto académico, debo también aceptar amenazas de muerte como un riesgo del trabajo. Correcto?

Voy a aventurar ah decir que una parte de la circulación cultural de la misoginia popular es debido a la tecnología; tenemos que investigar la tecnología y ver su arquitectura y los que la construyen. En los últimos meses, los reportes de diversidad interna en compañías como Google, Facebook y Twitter fueron compartidos y confirman la presencia de hombres blancos en durmiendo todas parte te las compañías.   Están presenta en números sobre dominantes. No nos sorprenden, pero nos impresiona. Como la reportera Samantha Allen ha dicho, “Las tecnologías que utilizamos para comunicar online, se construyeron y sigan siendo explotadas por las personas que pueden sentirse más seguros en ellas.”

Otra vez regresamos al problema de arquitectura-jugamos con cambios en la superficie de las plataformas electrónicas, como la habilidad de bloquear ah gente abusiva en Twitter, pero es no cambia la infraestructura de la tecnológica que permite la misoginia popular que circule en la forma en que lo hace. Cambios tecnológicos superficiales también no cambian la infraestructura social de los lugares en el internet, donde las mujeres simplemente no se sienten (igual que muchos espacios públicos antes de el internet).

Pero la misoginia popular es solamente una parte de plataformas tecnológicas. También se trata de la popularidad. Como una inversión de la famosa pregunta de Stuart Hall “¿cuál es el negro en la cultura popular negro?” yo quiero preguntar: ¿Cuál es el “popular” en la misoginia popular (y el feminismo popular)? En muchas maneras es una forma del cliché que se expresa en la cultura de chicas escolares narcisistas : que tienen un deseo de atraer la atención para agradar a ciertos grupos o personas, queriendo ser visibles en formas particulares. Por supuesto, ese tropo refleja las sensibilidades de género que se hacen echo normativo para las mujeres. En este contexto, lo popular es la popularidad.

elle_ukPara el feminismo popular, llegar a ser popular también ha significado algo que siente familiar: el proceso de mercantilizar y crear un marca comercial de un movimiento social. La revista Time en 2014 listo el “feminismo” (junto a “basic”, literalmente, y la col rizada, entre otros) como una “palabra que va a ser prohibido en 2015,” olvidando que el feminismo es un movimiento complejo, no es una palabra de moda (después lo retractaron cuando algún los izo recordar). Se han hecho esfuerzos para representar el feminismo como una especie de marca que encuentre su expresión en la cultura y la celebridad. Por ejemplo, en 2013 la revista de moda, Elle UK, contrató a tres agencias de publicidad, Brave, Mother, y W & K, para recrear la marca del feminismo. Según la revista, invitaron a “tres grupos feministas para trabajar con las tres agencias de publicidad para volver representar la marca que muchos sienten que esta abultada con complicaciones y negatividad.”

Elle UK intento hacer lo que las compañías exitosas que crean marcas comerciales hacen, sacar la “negatividad” y complejidades asociadas con el feminismo, suavizar esas inconsistencias, y producir una marca transparente, coherente y reconocible con la narrativa que define el feminismo para todos. Sin embargo, como Lucy Mangan del Guardián critica el intento de Elle UK, “El feminismo no necesita cambio de marca. Simplemente tiene que superar el instinto que lo ase complacer la mayoría. Debe concentrarse unos pocos temas centrales, y secar les la mugre a todos en su camino hasta que esos problemas se resuelven de manera satisfactoria “. Pero como he dicho anteriormente, el feminismo popular y la misogamia popular se reflejan en los movimientos de temas en la cultura. Y hay la misma dinámica en los atento de recrear las marcas de estos espíritus de la época. Entonces existe también un atento mas sutil a recrear la marca de la misogamia popular. La estrategia de recrear la marca de misogamia ah tomado un forma diferente pero todavía se parase demuestra la sicología escolar narcisista que trata persigue popularidad vía atrayéndose atención y formando comunidades de gente que piensa lo mismo.

Ahora, lo “popular” en el contexto de la misoginia popular significa una estrategia más visible. Significa no tener que usar la disciplina del filtro social, y uno piensa que “puedo decir lo que quiera”, sin importarle cómo es violento e inmoral.  La creación de marcas de comercio usa las plataformas de medios (piensen cuántas negocios utilizan las redes sociales hoy en día), y es buena estrategia que la misoginia también aproveche de esas plataformas y que presente con nueva marca cambiada a algo que pretende ser “ético” o “derechos de los hombres.” Algunos de los procesos culturales que nos dan la escalofríos con emoción y podemos decir “finalmente, finalmente,” cuando Beyoncé se presenta en los VMAs con la palabra “feminismo” detrás de ella en luces espectaculares y nos permite pensar al fin vivimos en una cultura en la que el feminismo, en todas sus formas, no tiene que ser defendido.

Pero las expresiones de misoginia popular nos dan escalofríos diferentes. Llenos de terror pensamos “que-la-mierda-esta-pasando” cuando nos dan escalofríos al leer amenazas de violación violenta contra las mujeres que diseñan juegos de video. Y enfrentamos también las conexiones entre esas amenaza alarmantes contra mujeres individualmente y las pólizas mas amplias en nuestra sociedad que trae cambios en leí que amenaza los derechos reproductivos de las mujeres y los derechos de las mujeres sobre sus cuerpos.

Tenemos que entender porque el espíritu de nuestra época es expresado en parta como misogamia popular, y a la misma vez debemos celebra como el feminismo popular también es el espíritu de la época. Eso significa que debemos enfrentar la normalización y popularidad de la misogamia popular. Y no debemos de presentar como escusa por eso que no mas el modo en que niños son niños.

in English here

[1] Translator’s note: El termino “F palabra” es una alusión a uno jerga común en los estados unidos en cual se dice eso en lugar de decir directamente un explicativo vulgar que empieza con la letra “f.”

Leave a reply